Modo Lectura

La gestión del clima laboral no es sólo responsabilidad del equipo de Recursos Humanos

Tomas Stagnaro

La gestión del clima laboral no es sólo responsabilidad del equipo de Recursos Humanos

Hoy más que nunca la responsabilidad de la gestión de la cultura y el compromiso laboral no están en manos únicamente del área de Recursos Humanos. Cultura y compromiso laboral pasan a formar parte de los temas de negocio y no son sólo tópicos a debatir con HR.

Hoy más que nunca la responsabilidad de la gestión de la cultura y el compromiso laboral no están en manos únicamente del área de Recursos Humanos.

Cultura y compromiso laboral pasan a formar parte de los temas de negocio y no son sólo tópicos a debatir con HR.

Las nuevas tecnologías y la competencia por el talento han desplazado el poder del empleador al trabajador. Algunos sitios web como Glassdoor, LinkedIn, Facebook y otros aumentan la transparencia en el lugar de trabajo de una empresa y hacen que sea más fácil para los empleados conocer nuevas oportunidades de trabajo y obtener información sobre las culturas de otras empresas.

Las nuevas generaciones exigen mayor transparencia corporativa y  buscan un propósito para su trabajo y para las organizaciones.

La gestión de la cultura y el compromiso laboral se han convertido en una obligación para quienes tienen un equipo de trabajo a cargo y para aquellos que poseen un cargo ejecutivo dentro de una organización. Sólo hace falta ver el informe de Deloitte, Rewriting the rules for the digital age - 2017 Deloitte Global Human Capital Trends, donde el 87 % de las organizaciones indica que cultura y compromiso laboral están dentro de sus principales prioridades.

Las compañías que demuestran un alto compromiso de sus colaboradores y que trabajan en temas de cultura están alcanzando mejores índices de atracción, rotación y servicio al cliente.

Las organizaciones deben comenzar a medir y responsabilizar a sus líderes por cómo gestionan la cultura y el compromiso de sus colaboradores y no solamente por los resultados económicos.

Kevin Kruse nos dice en su libro “Employee engagement for everyone”: Su compañía y su gerente tienen un papel importante que desempeñar cuando se trata del compromiso de los empleados. Pero la mitad de la batalla depende de ti. Puedes elegir tu actitud. Debes ser consciente del compromiso.

Liderazgo corporativo, equipo de Recursos Humanos, Gerentes y Colaboradores son responsables del éxito de una iniciativa para mejorar el clima y compromiso laboral.

La gestión del compromiso laboral y la cultura debe ser prioridad para el Management de la empresa, midiendo en tiempo real y accionando a través de los Jefes o Gerentes de los equipos de trabajo. La clave radica en conocer a tiempo qué sucede en cada equipo y escuchar a los colaboradores, sobre todo a las nuevas generaciones que son la fuerza laboral del futuro.