Modo Lectura

Mantén el pulso en tus colaboradores

Tomas Stagnaro

Mantén el pulso en tus colaboradores

Una encuesta de pulso es un instrumento de medición rápido, frecuente y corto, diseñado para obtener una visión rápida de la salud de una empresa.

Durante la última década, las empresas se han basado en encuestas de compromiso laboral anuales, que a menudo tienen un alto valor económico y demoran meses en llevarse a cabo. Todo el proceso puede durar de 2 a 6 meses, obteniendo información obsoleta al momento de la toma de decisiones.

En un momento en que las culturas corporativas se están debatiendo y redefiniendo continuamente en las redes sociales, la encuesta anual se está volviendo obsoleta.

Pero la tendencia en los últimos años viene cambiando, según un informe de Deloitte, Rewriting the rules for the digital age - 2017 Deloitte Global Human Capital Trends, el 22% de las empresas relevadas, ya realiza 4 o más encuestas a lo largo del año.

Las organizaciones no pueden esperar un año o dos para recopilar comentarios de los empleados, por lo que las encuestas de pulso son una de las formas de recopilar datos importantes  rápidamente.

Una encuesta de pulso es un instrumento de medición rápido, frecuente y corto, diseñado para obtener una visión rápida de la salud de una empresa.

Sus principales usos son para confirmar datos que se han preguntado en la encuesta anual de clima y analizar su mejora o deterioro, seguimiento de algún tema específico, sentimiento de los colaboradores hacia un nuevo programa/política o simplemente conocer cómo está un grupo de colaboradores en un momento específico.

Las encuestas de pulso pueden tener diferentes criterios al momento de realizarse, pero sugerimos que sea una encuesta corta (no más de siete preguntas), que se pregunte el mismo asunto en dos momentos diferentes y que ocurra a intervalos de tiempo regulares.

Algunos de los beneficios que se pueden conseguir utilizando estas encuestas son:

·       Escuchar a los colaboradores

·       Obtener perspectivas potentes y en tiempo real

·       Crear una cultura de mejora continua.

·       Animar a la comunicación abierta.

·       Permitir el análisis de las mejoras a lo largo del tiempo.

·       Dirigir futuras actividades de participación de los colaboradores.

Creando buenos hábitos de comunicación

Pruebe las encuestas de pulso y mantendrá el compromiso de los colaboradores a la vanguardia de las prioridades de la organización.

Adopte el feedback continuo como parte de la cultura organizacional, estará empoderando a los gerentes, son ellos quienes pueden accionar de forma directa sobre el compromiso de los colaboradores.

Realice un abordaje holístico de la experiencia del empleado, utilice nuevas herramientas que le permitan tener un feedback continuo de sus colaboradores y logrará mejorar la experiencia para los consumidores.