¿Qué es el Job Crafting y cómo Implementarlo?

Sep 9, 2021 8:30:00 AM / por Paulina Robalino

Recientes estudios indican que más del 80% de los trabajadores no se consideran comprometidos y quieren que sus trabajos y roles actuales sean más satisfactorios y significativos (Gallup, state of the Global Workspace). Por ello, hoy más que nunca las organizaciones están interesadas en generar experiencias positivas, mantener motivados a los colaboradores, mejorar su compromiso y satisfacción. El Job Crafting es un enfoque que se utiliza para hacerlo.

 

Si bien, el trabajo ideal NO existe, esta la posibilidad de que los colaboradores creen un puesto adaptado a sus valores, sus intereses, su pasión y que les permita potenciar sus fortalezas. Desde hace más de 20 años Wrzesniewski y Dutton, profesoras de comportamiento organizacional investigan el Job Crafting y lo definieron como “el proceso a través del cual los colaboradores dan forma a sus trabajos principalmente moldeando tareas, relaciones y las percepciones de sus trabajos”.

 

Este concepto hoy es un recurso muy poderoso para revitalizar y reinventar la vida laboral de una persona. Mientras que desde una perspectiva organizacional, el Job Crafting permite aprovechar el poder de estas experiencias y las fortalezas de sus colaboradores en toda la organización, al reconocer su existencia, administrando y estimulando las formas favorables de elaboración.

 

Para ponerlo en práctica los colaboradores hacen crafting en 3 formas (Wrzesniewski & Dutton, 2001, Tims & Bakker, 2010)

  • Task Crafting: “No es parte de mi trabajo, pero es parte de mi”.

    Este punto tiene que ver con las fortalezas de cada uno. Los colaboradores adaptan las tareas de acuerdo a sus capacidades y al elegir hacer menos, más o diferentes responsabilidades que las prescritas en la lista de trabajo formal están creando algo diferente. De esta manera se involucra más con su trabajo, optimiza la jornada laboral, reduce el esfuerzo y el tiempo de cada tarea. Por ejemplo: el redactor que decide adentrarse también en las tareas del departamento de diseño gráfico.


  • Relational Crafting: De una relación a una red de colaboradores.

    Implica tanto la calidad como la cantidad de interacciones con otros en el trabajo. Cuando la comunicación es positiva, la satisfacción del trabajo mejora, y por ende la productividad. Por ejemplo: Un directivo que se ofrece para ser mentor de un pasante.


  • Cognitive Crafting: Sentirse parte de algo más grande.

    Se refiere a un cambio de mindset del modo en cómo se perciben y resignifican su trabajo. La percepción de cada una de las tareas es importante ya que si somos conscientes de la satisfacción que nos genera una determinada acción, contribuiremos de manera positiva al objetivo general. Por ejemplo: le preguntaron a un limpiador de la NASA "¿qué haces?" y él respondió: "Puse astronautas en la luna".

 

Job Crafting en tu Organización:

Aunque las organizaciones no pueden instruir a los colaboradores para que creen sus trabajos (esto iría en contra de la definición de Job Crafting, que es autoiniciada), pueden crear las condiciones que faciliten el comportamiento de elaboración de trabajos. El Job Crafting no significa que se da una libertad completa a los colaboradores. Si bien no es posible que cambien todos los detalles de la descripción de su trabajo o eliminen las tareas necesarias, algunos pequeños ajustes pueden marcar una gran diferencia para ellos y para la organización.

 

Crea tu Cuenta Gratis

 

¿Cómo propiciar el Job Crafting? Te proponemos 4 actividades

#1 Impulsa la autonomía y el soporte: Para darle a los colaboradores la oportunidad de hacer Job Crafting y usar su experiencia. La investigación ha demostrado que algunas personas harán Job Crafting sin importar si se lo permiten o no, o simplemente lo harán en secreto. Sin embargo, eso no beneficia a la organización. Por lo tanto, es trascendental que tengan la autonomía y el empoderamiento para adaptar sus descripciones de trabajo y responsabilidades, en otras palabras la libertad de elegir los medios para lograr el fin. Creando así un trabajo que sea personalmente significativo, atractivo y satisfactorio para ellos.

 

#2 Comunica los propósitos estratégicos de la organización: Una meta clara hace que los colaboradores tengan un propósito dentro de las organizaciones. Cuando conoce para qué hace lo que hace y su importancia, va a sentir un nivel de responsabilidad con la organización que jamás tendría si no entiende cómo lleva a la organización al éxito.

 

#3 Co-construye planes de desarrollo: Incluir a los colaboradores en las conversaciones sobre su planeamiento de desarrollo brindan la posibilidad de expresar las necesidades, lo que más disfrutan o lo más significativo y de re-diseñar su forma de trabajo, crear estrategias y herramientas de efectividad.

 

#4 Celebrar reuniones de intercambio de Job Crafting: Dar el espacio para pensar fuera de la caja en reuniones con personas de diferentes departamentos o en un mismo grupo de trabajo. Un espacio donde se preste atención a las mejores prácticas de Job Crafting y donde los líderes también actúen como un modelo a seguir con su propia forma de hacer crafitng. Si bien esto puede crear desafíos operativos, también permite diseñar oportunidades para que los colaboradores comuniquen cuáles son aquellas responsabilidades que les gusta realizar y cuáles les gustaría delegar. Y así entre todos poder desarrollar propuestas y re-distribuir las tareas para convertirse en un grupo de trabajo más eficiente con las tareas, interacciones y percepciones que aportan significado al trabajo.

 

Crea tu Cuenta Gratis

 

Las cuatro “A” para acompañar a que los colaboradores reestructuren sus puestos de trabajo mediante el Job Crafting

  • Analizar el trabajo. Esto ayuda a comprender cómo está asignando y gastando su tiempo en distintas tareas en términos de energía y, en general, sobre recursos y demandas. Es esta etapa se identifica que quiere cambiar

  • Alinear los cambios con los objetivos de la organización. El colaborador deberá valorar qué le gusta y qué no le gusta de su puesto actual, pensando el consumo de energía de cada labor, las habilidades que requiere cada una y cuáles de sus tareas cotidianas contribuyen a la consecución de sus propios objetivos profesionales.  Con esta información podrá diseñar su puesto de trabajo de forma efectiva y coherente para su propio beneficio y el de la empresa.

  • Ayudar a implementar un cambio positivo. Creen un plan de acciones. No podemos esperar a una reestructuración inmediata de la empresa, sino que se deben marcarse pequeñas metas que lleven a medio y largo plazo. 

  • Ajustar el progreso constantemente. Construye un plan de control que permita revisar los objetivos y reformular los puestos de trabajo para ir respondiendo a los posibles cambios que se den a lo largo del tiempo.

 

De cualquier forma, lo más importante en este proceso es hacer que el trabajador entienda a dónde quiere llegar y por qué es conveniente para sí mismo. De esa forma, conseguiremos que su motivación siga activa y se refleje en todas las tareas que lleve a cabo.

 

5 Beneficios de aplicar Job Crafting 

Tanto para las organizaciones como para los colaboradores, la lista de los beneficios del Job Crafting es extensa. A continuación te mencionamos 5:

 

#1 Mejora la satisfacción y disminuye el estrés: Cuando los colaboradores sienten un “mayor control” sobre su vida laboral y sus decisiones, y no que solamente está sujeto a las órdenes de la organización, les permite sentirse realizados y satisfechos con las tareas laborales. Lo que disminuye tensiones, enojos, malos ánimos y el estrés.
Según la investigación del MIT Sloan Management Review (MIT SMR) el 92% de los participantes que hicieron Job Crafting post-pandemia experimentaron una vida laboral más satisfactoria y una mayor satisfacción personal. Además, esta sensación mejorada de bienestar produce una disminución del 29% en los niveles de estrés.

 

#2 Aumenta la motivación: Cuando el colaborador crea o encuentra un sentido a su trabajo, le da otro valor y sentirá que va camino a realizarse de una manera más profunda, estamos aumentando la felicidad. Y en la literatura empírica, existe una amplia evidencia de que la significación funciona bien en el lugar de trabajo, como una fuente de motivación en el trabajo.

 

Según los datos de Gallup sólo 15% de las personas son felices en el lugar de trabajo, lo que hace que el nivel de compromiso y motivación sean bajos.

 

#3 Aumenta el compromiso: Bakker et al. (2012) y Tims et al. (2013) en sus investigaciones confirmaron que a la medida en que los colaboradores ajustan proactivamente su entorno de trabajo logran mantenerse comprometidos. Aquellos colaboradores que realizaban Job Crafting durante el primer mes del estudio mejoraron sus recursos sociales y estructurales durante los siguientes meses. Este aumento de los recursos laborales se relaciona con un mayor engagement.

 

#4 Aumenta la productividad: Una actitud proactiva influye en los resultados, por ende en la productividad y resultados de la empresa. El MIT SMR encontró que 7 de cada 10 colaboradores que hicieron Job Crafting en sus trabajos fueron altamente productivos en el trabajo en comparación con los que no lo hicieron.

 

#5 Atrae y fideliza el talento: Este tipo de propuestas atrae al talento joven que buscan trabajos que se adapten a sus capacidades e intereses. Los trabajadores que hacen Job Crafting activo eran más propensos a quedarse y ajustar sus roles en lugar de mudarse a otra parte disminuyendo un 29% la rotación de personal dentro de las organizaciones (MIT SMR).

 

Las generaciones de nuevos profesionales no buscan solamente un trabajo donde percibir un salario, y cumplir tareas relacionadas a su formación académica. Buscan desafíos, nuevos aprendizajes, motivación y un espacio para realizarse personal y profesionalmente. Job Crafting genera resultados positivos, no solo para los colaboradores que lo hacen, sino también para sus organizaciones, compañeros y en los clientes.

 

¿Tus colaboradores están haciendo Job Crafting?

 

MockUp

 

¡Acá te dejamos una encuesta sobre la temática!


El Cuestionario de Job Crafting (JCQ) se ha desarrollado para evaluar cuánto nos involucramos en los tres comportamientos diferentes en el trabajo. Es un instrumento de autorreporte de 15 preguntas que utiliza una escala likert de 1 casi nunca a 5 muy seguido.

 

Si quieres hacer más encuestas ingresa a este link para crear tu cuenta gratis o si prefieres conocer más detalles sobre Slik agenda una DEMO.

 

 

 

Topics: Job Crafting

Paulina Robalino

Escrito porPaulina Robalino

Tiene un doctorado en Psicología por la Universidad Católica de Argentina. Ella es una aprendiz continua que busca hechos a través de la investigación y análisis de datos. Usa sus conocimientos en HR para escribir sobre People Analytics, People Experience y I/O Psychology. Es la Head of People Science en Slik, donde ayuda a facilitar las asociaciones entre la industria y el mundo académico en el área de People Analytics.